lunes, 3 de julio de 2006

JULIO 2006. INICIO. Penélope es una mujer divorciada que a raíz de su fracaso matrimonial se ha dedicado en cuerpo y alma a su trabajo como organizadora de eventos sociales de su propia empresa, donde padece los acosos de Marlon, un pretendiente suyo desde la juventud y del que esta enamorada su amiga y socia Marcia, con la que la mujer se desahoga y pide que la aleje del enamorado hombre, el cual no es más que un gigoló que se dedica a engatusar mujeres en complicidad con su amigo Yahír, quien constantemente molesta a Marcia con esperanzas de ser correspondido por ella pero nunca tiene éxito.

Nelson Miranda es un importante abogado sumergido en un matrimonio que lo ahoga cada día más pues su relación con Gabriela está en la borda y esto ha afectado a Melisa, su hija adolescente, quien solo encuentra refugio en Casandra, su tía, y Brígida, su nana, la cual ha descubierto que Gabriela tiene un amor secreto con Esteban, su psicólogo, mismo con el que la mujer descarga las frustraciones de su matrimonio y al que confiesa haberse casado solo por vanidad y no permitir que el apuesto Nelson se quedara con otra mujer. Cuando de esto se entera Casandra, la mujer exige a su sobrina que no siga engañando a su marido, al que siempre acusa de desatenderse de ella, recordándole que ambas ocultan una terrible verdad que en serio podría destruir su matrimonio. Gabriela asegura a su tía que si llega a decir lo que saben, la matará.

Nelson se entrevista con Esteban, al que pregunta por la salud de su mujer. Este le asegura que las consultan han logrado que Gabriela controle sus estados de ánimo y lo convence de que debe seguir un tratamiento por otro año. Nelson asegura al médico en que hay días en los que se pregunta quién es la persona con la que se casó.

Penélope conoce a Lino Vidaurri, el cual le propone encangarse de un evento del buffette de Nelson Miranda. Cenan juntos y aparece Marlon para armar una escena en compañía de Yahír. Dentro del quilombo Penélope recibe una llamada de su tía Nilda, la cual con llanto le cuenta que su familia lo ha perdido todo en su pueblo natal y necesitan hacer estudios a su marido enfermo, el desobligado Humberto. Penélope ofrece a sus parientes quedarse a vivir con ella en la ciudad y estos pronto se instalan. Anabel, la hija de Nilda y Humberto, pronto siente celos de su prima, quien le entrega unos periódicos para que comience a pedir trabajo pero esta no tiene la más mínima intención de trabajar pues en realidad los tres son unos embusteros que desean sacar provecho de la buena Penélope, misma que conoce a Nelson en el evento que le organiza, quedando ambos enganchados el uno del otro, razón por la cual él se las ingenia para verla en repetidas ocasiones a pesar de que Lino le advierte que es casado y los celos de Gabriela pueden ser voraces.

Melisa desahoga sus penas con sus grandes amigos Ivonne y Saúl, quienes son hijos de padres divorciados y aseguran vivir mejor que muchos jovenes que aún viven con ambos padres. Ivonne es hija de Esteban Sandoval, el psicólogo de Gabriela, al cual siempre pide que rehaga su vida, mientras que Saúl es hijo de Félix Montegarza, un narcotraficante que conoce a Penélope cuando llega a vivir a la residencia vecina y se obsesiona con ella, comenzando a invitarla a salir para ser rechazado siempre. El hombre recuerda a un amor del pasado: Gabriela, con la que engañó a su esposa hace años y por la cual también enloqueció, situación que le recuerdan los desaires de Penélope, la cual cuenta a Marcia de la amabilidad de Nelson. Marcia le recuerda que el hombre es casado mas Penélope se ha enamorado y ha creído cundo él le ha dicho que se divorciará para casarse con ella. Lo mismo cuenta Nelson a Lino, quien le asegura que Gabriela jamás le dará el divorcio. Son escuchados por Brígida, quien cuenta esto a Casandra, misma que hace saber a su sobrina que su marido le pedirá el divorcio porque se ha encaprichado con otra mujer. La acusa de ser la responsable de que Nelson haya decidido dejarla y con ello las dos se queden en la ruina. Gabriela afirma que jamás se divorciará.

Penélope descubre que sus familiares parecen no estar tan mal económicamente y que la enfermedad del holgazán Humberto no es ás que un pretexto para no trabajar. Habla con su tía Nilda y le pide que pronto encuentren un lugar donde vivir pues ella no puede hacerse cargo de ellos. Nilda entonces causa un accidente a su marido, haciéndolo caer por las escaleras y aprovecha esto para que Penélope se compadezca.

Marcia le deja claro a Yahír que nunca le corresponderá como tampoco Penélope dará pie a las intenciones de Marlon por lo que ambos pierden su tiempo. Yahír asegura que Marlon en verdad está enamorado de su amiga mientras que el gigoló se revuelca con una señora de abolengo en un prestigioso hotel, donde es casi descubierto por el marido de ésta pero huye por un balcón.

Félix ordena a su hombre de confianza, Indalecio, hacerse cargo de algunos negocios y éste lo hace pero es descubierto por la policía junto con sus secuaces y hay un tiroteo del que sale ileso y no es aprehendido. Cuando Félix se entera lo golpea, mientras que por su parte el hombre propone a Saúl que forme parte de los negocios de su padre pues puede hacer mucho dinero y conseguir lo que quiera.

Nico Santibáñez es un muchacho de familia que se ha enamorado de Miranda, a la que comienza a pretender. El muchacho es querido por Gabriela y Casandra, quienes piensan que si Melisa se casa con él sus futuros pueden estar asegurados mas Melisa se niega a aceptar al muchacho y por ello discute con su madre, la cual no encuentra manera de convencerla. No así Casandra, la cual con paciencia intenta hacer ver a su sobrina que hombres como Nico no hay muchos y es él quien le conviene. Pero Melisa solo tiene sentimientos hacia Saúl, al que ama en silencio y al que no grita su amor por no herir a Ivonne, la cual tambén está enamorada de él.

Como parte de una estrategia Anabel comienza a trabajar con Penélope, haciendo imposible la vida de Marcia, a la que menosprecia y trata con la punta del pie. Ambas tienen una riña en la que interviene Penélope, la cual deja claro a su prima que Marcia es su socia. Por venganza, cuando Anabel descubre que Marcia está enamorada de Marlon, lo seduce y lo besa para que su enemiga los descubra. Marcia sufre y cuando Marlon acude a declarar nuevamente su amor a Penélope, la dolida amante interviene y le dice que lo ha visto con Anabel. Penélope entonces se aprovecha de esto para despreciarlo definitivamente y le pide que no vuelva a buscarla jamás. Marlon intenta besarla por la fuerza pero aparece Félix, quien defiende a la mujer y golpea al abusivo Marlon. Penélope abraza a Félix y son vistos por Nelson, quien desahoga con Lino el sentirse decepcionado de su amante. A Lino también acude Gabriela, quien le exige que le diga quién es la amante de su marido. El hombre se niega a hablar pero la mujer está decidida a encontrar la verdad y sigue a su marido hasta casa de Penélope. Aguarda hasta que él se va y después la enfrenta, desgreñándolay asegurándole que nadie le quitará lo que le pertenece. Cuando Lino se entera de esto gracias a Marcia, se lo comunica a Nelson, quien discute con su esposa y le asegura que se divorciarán. Ella jura que antes lo matará. Desquiciada, la mujer busca un arma y al tomarla recuerda que ya antes cometió un crimen. Pronto encuentra una nota que la aterroriza pues alguien la amenaza coon decirle a Nelson sus secretos y que es amante de Esteban Sandoval, el cual no sabe como controlar a su hija Ivonne, quien se ha vuelto rebelde y fastidiosa debido a su adicción a las drogas.

Saúl tiene un enfrentamiento con Nico pues ambos están enamorados de Melisa. Cuando el muchacho cuenta esto a Félix e Indalecio, el alborotado padre ordena a su hombre que se encargue de todo por lo que Indalecio busca al buen Nico para amenazarlo y advertirle que se aleje de la muchacha pero este se niega y asegura no tener miedo. Sigue visitando a la chica y siendo tratado con amabilidad por parte de Gabriela y Casandra por lo que Indalecio comienza a seguirlo, mientras que Nilda conoce a Félix y se hace su amiga. Pronto es seducida por el hombre y, deslumbrada por él, se convierte en su amante.

Anabel padece los acosos de Yahír, quien no deja de hacerla suya bajo amenazas. Esto lo descubre Marlon, quien asegura a la muchacha que si puede darle placer a su amigo para que no abra la boca entonces también se lo puede dar a él. La hace suya y después festeja con su amigo el que compartan a una misma hembra. Yahír revela estar muy interesado en Marcia y Marlon le prohíbe que se haga ilusiones pues esa palomita es para él y la ha estado reservando durante mucho tiempo, mientras molesta a Penélope. Por eso comienza a cortejar a la muchacha y dentro de poco comienzan una relación y Penélope advierte a su amiga que se cuide. Ambas discuten pues Marcia no desea consejos y hace ver a su amiga que ella, que anda con un casado, es la menos indicada para dar consejos. Aún así Penélope y Nelson comienzan a vivir su amor y escapan juntos a las playas del caribe, donde a lo lejos son vistos por Anuar Fadhane, un apuesto hombre que se impresiona con la belleza de la mujer y recuerda que en algun momento así fue su esposa Priscila, una mujer condenada a muerte que lo ama de sobremanera y a la cual aguien está envenenando en secreto. El preocupado esposo agradece el apoyo de los suyos pues él y su familia viven juntos en una enorme mansión en la playa. Yamíl, su padre, le pide que se resigne tal y como él lo hizo cuando su primera esposa murió e intente buscar la felicidad en otra mujer, así como hizo él. Farah, la nueva esposa del hombre, interviene y aconseja a Anuar que haga lo mismo que su padre pero éste cree que es terrible pensar en casarse de nuevo cuando su esposa se encuentra al borde de la muerte. Priscila sin embargo le pide que rehaga su vida cuando ella ya no esté y se una a una mujer que lo pueda hacer feliz. Anuar entonces recuerda a Penélope, a la que no puede borrar de su cabeza. Se dedica a buscarla pero ésta y Nelson recorren varios lugares en los que no coinciden con el angustiado hombre para luego volver a la ciudad, donde Gabriela espera furiosa a su marido, al que abofetea para después violentarse y reclamarle delante de toda la familia el tener a otra mujer. 

Melisa se altera cuandos u madre le hace saber que Nelson tiene una amante y pregunta a su padre si eso es verdad pero él lo niega. No cuenta con que Gabriela lo ha mandado a seguir y tiene fotos de él paseándose por la playa con su amante: Penélope Rivera, a la que busca para abofetearla en frente de los suyos. Esto hace que Nilda y Anabel critiquen a la mujer de ser una golfa que destruye hogares, tal como lo fue su madre. Furiosa, Penélope corre a su tía y su familia pero estos se niegan a irse. Luego Nilda termina en la cama de Félix, al que le cuenta todo y pide ayuda pero éste, furioso, ni siquiera le hace el amor pues solo piensa en que debe deshacerse de aquél que le arrebate a Penélope. Llama a Indalecio para exigirle que termine de una vez por todas con Nico pues debe vivgilar a Nelson Miranda. Indalecio entonces mata a Nico al perseguirlo en su auto, chocándolo hasta hacerlo caer a un barranco, donde su unidad se estalla. Al saber esto, Melisa se siente culpable por no haberle correspondido al chico pero Brígida le hace saber que ella no es responsable de nada, mientras que Gabriela y Casandra lamentan que semejante partido no las vaya a beneficiar ahora.

Nelson pide a Lino que se encargue de divorciarlo de Gabriela y este accede mas advierte que no será fácil hacerlo pues la mujer es de armas tomar. Esta sin embargo sigue teniendo amoríos con Esteban y es seguida por Indalecio, quien descubre su infidelidad y se lo hace saber a Félix. Los escucha Saúl, el cual cree que se trata de la madre de Melisa y se lo cuenta a Ivonne, quien a su vez se lo dice a su padre, el cual se asombra y llama a su amante para decirle que muchos ya saben de su romance. La mujer vuelve a recibir una nota y cree que se trata de Casandra, a la que exige que deje de meterse en su vida. Casandra entonces le recrimina el acusar a Nelson de engañarla cuando ella hace exactamente lo mismo y encma se casó con él con el pretexto de estar embarazada cuando la hija que tuvo es de otro hombre. Las dos mujeres porcejean y entonces Gabriela, furiosa, arrastra a su tía hasta la alberca de su casa, donde la arroja tras bofetearla salvajemente. Casandra jura que la delatará y todos sus planes se vendrán abajo y Gabriela, llena de rabia, jura que antes la matará. Casandra la reta a hacerlo y entonces Gabriela se abalanza a la alberca sobre la mujer, a la que toma con fuerza y la ahoga exigiéndole que calle, enloquecida. Tras matarla se asusta al darse cuenta de lo que ha hecho y decide huír a esconderse en los brazos de Esteban, al que suplica que le haga el amor.

Anabel se ha cansado de las amenazas de Marlon y Yahír y los desprecia asegurando que no quiere tener nada que ver con ellos pues ya sabe de la relación que Marlon tiene con Marcia. Los amigos se burlan de ella y tras un fuerte golpe de Marlon entre los dos terminan violándola para luego despreciarla,

Priscila muere llenando de dolor a Anuar, quien solo desea estar solo y se deja acompañar por su hermana Kendra, a la que confiesa que hace tiempo vio en las playas a una mujer que no ha podido quitar de su cabeza y en la cual piensa constantemente y hasta ve en sueños. Kendra le aconseja que entonces la busque y descubra quién es mas Anuar no sabe por dond eempezar.

La muerte de Casandra estremece a todos sus cercanos y se cree que se trató de un acciente pero Brígida calla que lo ha visto todo y asegura que hará que Gabriela pague por todo el dao que ha hecho.

Marcia descubre que Anabel está robando en la empresa y se lo hace saber a Penélope, quien con llanto le cuenta que su amor con Nelson será imposible mientras él no se divorcie pues su esposa es violenta y capaz de todo ya que la ha golpeado y la ha amenazado de muerte. Hablan con Lino, quien le pide a Penélope que se aleje de Nelson mientras éste se divorcia. Nelson no acepta esto pero debe hacerlo por su bien, a demás que Melisa lo ha eguido y lo encuentra con Penélope, a la que acusa de haber destruido su hogar. Luego busca a Saúl para desahogarse con él pero lo encuentra fornicando con Ivonne. Esto hace que la relación entre las amigas se termine y no se hablen en la noche de su graduación, la cual ha organizado la empresa de Penélope y en la que esta se encuentra cara a cara con Nelson y Gabriela, quien no deja a solas a su marido un solo instante y tras beber delante de todos acusa a Penélope de ser la amante de Nelson. Todos repudian a la organizadora, quien junto con Marcia sale del lugar y llora. Son alcanzadas por Lino, quien le pide paciencia pero Penélope no está segura de si quiere vivir perseguida por los insltos y violencia de Gabriela. El abogado le asegura que Nelson quedará divorciado dentro de poco, pero un nuevo peligro acecha ya que Anabel está dispuesta a conquistar al abogado y lo espera en la habitación de Penélope, desnuda y dispuesta a ser su mujer. El tenaz Nelson se las ingenia para librarse de ella y calla todo, mientras que a Anabel la alienta Nilda, la cual desea que su hija se case con un millonario que les de la vida que creen merecer. Con esto no está de acuerdo Humberto, quien siente culpa de a lo que su esposa e hija han llegado por holgazanería suya.

Farah discute con Kendra por la vida descarriada que esta lleva, siempre divirtiéndose en fiestas y sin la menor responsabilidad. La muchacha es defendida por su padre, al que asegura que su mujer no hace más que calumniar en su contra, situación por la que éste pelea con su mujer, quien se desahoga con la vieja sirvienta Serena, a la que asegura que a pesar del gran amor que siente por Yamíl no logra ganarse la confianza de su hija, a la cual solo desea ayudar. Serena le dice que la muchacha quedó afectada por la muerte de su madre, tal como Anuar quedó afectado por la muerte de su mujer. Al estar sola, Farah asegura que así como tiene a los hombres y la criada comiendo de su mano, lo hará Kendra si no quiere correr con la misma suerte que su madre y Priscila.

Ivonne descubre que Esteban y Gabriela son amantes pero calla para no hacer daño a Melisa. Le cuenta esto a Saúl, quien es rechazado por la madre de la muchacha, a la que busca para decirle que para su hija es suficiente saber que su padre tiene una amante como para que su madre le pague con la misma moneda. Gabriela abofetea al muchacho y lo corre de casa. Aparece Brígida, quien le dice que Saúl tiene razón y ya han sido demasiados engaños de su parte. Gabriela se aterra cuando Brígida le dice saber todo sobre ella, incluso que asesinó a Casandra y que es capaz de lo peor. Gabriela la corre de su casa pero la sirvienta se niega a marcharse y asegura que se quedará allí hasta que Nelson y Melisa descubran por si solos la verdad sobre el monstruo con el que han estado viviendo.

Marlon hace amistad con Indalecio, quien lo invita a ser parte del negocio de las drogas y lo pone a pruebla, descubriendo que es bueno en lo que hace. Marlon entonces habla con Félix Montegarza, el cual le hace saber que si entra al negocio solo saldrá de él muerto. Marlon accede y recibe un pago con el cual festeja con Marcia, la cual no entiende de donde sacó dinero y le pide que no ande en malos pasos. Él solo a ofende y la deja para irse a celebrar a un centro nocturno con Yahír, al que promete que lo hará parte del negocio y lo presenta con Indalecio.

Gabriela se niega rotundamente a darle el divorcio a Nelson y discute con él y Lino, el cual le hace saber que se divorciará lo quiera o no. Gabriela jura que eso nunca sucederá y al salir de casa se topa con Anabel, quien le dice que ella está dispuesta a ayudarla a destruir a Penélope, conel único propósito de ser ella quien se qede con Nelson. Gabriela acepta y pronto entra a casa de su rival, donde rompe todas sus pertenencias y corta su ropa. Penélope la descubre y amenaza con llamar a la policía y Gabriela la amenaza con anunciar en los diarios que ella es la amante de su marido. A Penélope no le importa y toma un teléfono pero Gabriela la agrede de nuevo y la abofetea. Esta vez la organizadora de eventos no se contiene y le responde de la misma manera para sacarla a rastras de su casa. Es vista por Nelson, ante el cual llora Gabriela, quien intenta convencerlo de que Penélope es perversa y asegura que esta le ha jurado que ella será la única dueña de la fortuna de los Miranda. Penélope se muestra tan furiosa que Nelson le cree a su mujer, con la que regresa a casa donde ella intenta que le haga el amor mas él la rechaza y le asegura que independientemente de todo se divorciarán.

Melisa se siente demasiado sola y Saúl trata de besarla pero lo rechaza y le reclama el tener amoríos con Ivonne. Él asegura que aquello solo fue una cosa sin importancia y la besa. Ivonne los descubre y llena de rabia asegura a Melisa que entre ella y Saúl hay una relación mas Saúl la desprecia y confiesa que él a quien ama es a Melisa. En venganza, Ivonne le revela a su amiga que Esteban es amante de su mamá. Melisa no lo cree y sale huyendo. Es atropellada y enviada al hospital, donde se debate entre la vida y la muerte. Allí intenta decirle a su padre la verdad pero la repentina presencia de Gabriela la detiene. Aparece también Esteban, quien da su apoyo al matrimonio y habla en privado con la mujer, a la que le cuenta que su hija ya sabe la verdad sobre ellos gracias a Ivonne. Gabriela jura al psicólogo que si su hija muere él hará responsable a Ivonne. El médico le dice que si ella llega a hacerle daño a su hija entonces le dirá todo a Nelson. Gabriela no tiene más remedio que callar y al meditar sobre las amenazas de su amante y las de Brígida, decide que tiene que actuar.

Penélope y Nelson se reconcilian y hacen el amor. Él le promete que estará con ella y le cuenta del accidente de su hija. Penélope le asegura que todo va a estar bien y se entrega a él como nunca. Pronto Nelson recibe una llamada de Gabriela, quien le dice que Melisa se encuentra muy grave. El hombre acude al hospital y descubre que todo se trató de una mentira. Se lo reclama a Gabriela, la cual loa cusa de estarse revolcando con su amante cuando su hija se encuentra grave en el hospital.

AGOSTO 2006. Ivonne siente culpa pues Saúl la ha hecho responsable de lo sucedido a Melisa. La muchacha se aferra a Esteban y éste le hace comprender que todo fue un accidente mas ella fue impertinente al decirle a su mejor amiga sobre la relación que él tiene con su madre. Ivonne llora y asegura estar perdidamente enamorada de Saúl. Esteban le pide que aprenda a perder pues en el amor las cosas son así.

Anuar no deja de pensar en Penélope y confiesa a Yamíl y Farah la obsesión que tiene por esa mujer. Yamil cree que su hijo debe rehacer su vida después de la muerte de Priscila mas no Farah, la cual cree que el viudo debe esperar. Furiosa, se encierra en su habitación y toma un mortal veneno con el que se deshizo de la primera esposa de Yamíl y también de Priscila. Jura que no habrán más mujeres en las vidas de los Fadhane, así tenga que eliminarlas a todas pues solo ella será la única duea y señora de la mansión en la que habitan.

Penélope descubre a Marlon maltratando a Marcia y lo enfrenta. Él se violenta y las mujeres lo empujan para luego encerrarse y llamar a la policía. Marlon es detenido y entonces Marcia, con llanto, confiesa que aunque ama al hombre ha descubierto que es violento y un vividor y charlatán que anda en malos pasos pues ha descubierto que tiene negocios con traficantes de drogas. Las dos deciden que se alejarán de Marlon definitivamente mientras que en la cárcel éste llama a Indalecio para que lo ayude, amenazándolo con descubrirlos a él y a Félix, quien ordena a su empleado que se deshaga de Marlon, al que ayudan a salir de la cárcel y luego llevan a un edificio abandonado, donde el mismo Félix le dispara no sin antes decirle que con él no se juega ni nadie lo amenaza. Esto lo presencía Yahír, a quien Indalecio le deja claro que es así como se pagan las traiciones en el negocio en que se desenvuelven. Yahír reacciona frivolamente pero al estar a solas llora desesperadamente. Toma sus cosas y decide marcharse de la ciudad para siempre.

Gabriela y Nelson discuten nuevamente y en el hospital les piden que se comporten o se marchen. Ella no deja de pensar en las amenazas de Esteban y busca a a Ivonne para pedirle que hablen. Le asegura que quiere ser su amiga pero la muchacha solo le reclama ser una golfa que los ha engañado a todos, incluso a su papá, pues solo está jugando con él. Gabriela no se contiene y tras encontrar drogas entre las cosas de la muchacha le asegura que nadie creerá en la palabra de una drogadicta. Ivonne entonces la acusa de haber sido ella la responsable de la muerte de la tía Casandra y llena de miedo Gabriela toma una bolsa de nylon con la que asfixia a la muchacha para luego marcharse no sin antes poner más drogas entre las cosas de Ivonne y borrar toda evidencia de su presencia. Luego marca a Esteban para que se encuentren y le hace el amor, asegurando que no puede vivir sin él. Él cree en ella y cuando llega a casa descubre a su hija muerta. Se aterra al ver las drogas y da por hecho que su hija murió debido a una sobredosis que la asfixió. Gabriela celebra su nuevo triunfo pero esa felicidad termina cuando ante ella aparece Penélope para pedirle que hablen. La rechaza y le jura que jamás la dejará ser feliz con Nelson. Luego acude al funeral de Ivonne y no se separa un solo momento de Esteban, al que pide que la llame siempre que necesite ayuda. Él se atreve a besarla y le jura amarla, por lo que le pide que se divorcie de Nelson y ellos dos sean felices.

Humberto discute con Anabel y Nilda, a las que les hace ver que es hora de que se hagan responsables. Las mujeres solo lo desprecian y abandonan la casa de Penélope pra instalarse en la de Félix, a quien Nilda le ha llorado y pedido el favor, pagándole con servicios sexuales. Humberto se sabe abandonado y les asegura que Félix las echará cuando se canse de ellas. Luego cuenta a Penélope lo sucedido y a ella no le importa lo que su tía y prima hayan hecho. Pide a Humberto que él también se marche. Ningno sospecha que aunque Nilda se ha vuelto la amante del hombre éste desea hacer suya a Anabel, por lo que pronto se mete en la cama de la muchacha y la hace suya por la fuerza, asegurando que todo tiene un precio y ella tiene que pagar la estancia en su casa.

Saúl no se separa un solo momento de Melisa, quien es dada de alta y llora segura que sus padres son una basura pues se engañan el uno al otro. Llora aún más al enterarse de que Ivonne ha muerto y de pronto aparece Penélope, quien habla con la muchacha y le hace ver que ella solo está dispuesta a hacer feliz a Nelson. Luego se va del hospital y se topa con Félix, quien insiste en conquistarla y la contrata para organizar un evento de caridad. Ella y Marcia lo hacen y descubren que en el fondo el hombre es bueno. Félix se atreve a insinuársele a la mujer, quien de nueva cuenta lo rechaza y le revela estar al tanto de que ha hecho de su tía Nilda su amante. Él bromea y asegura que eso no es verdad pero Penélope insiste y le advierte que tanto su tía como su prima son unas vividoras y solo intentarán aprovecharse de él. Félix ríe y asegura que él no da paso sin guarache y puede asegurar que quizás sea él quien saque provecho de ellas. 

Penélope rechazaa Félix  pues lo cree un mezquino y él le echa en cara el que lo desprecie pero no así a Nelson Miranda, quien está casado. Marcia intercede y menciona a la mujer del hombre, acusándola de ser una loca. Al escuchar el nombre de Gabriela, Félix se alarma y decide acudir a la casa de los Miranda, donde se ve cara a cara con Brígida, quien lo reconoce. Hablan del pasado y ella le confirma que Gabriela tuvo a la criatura que esperaba cuando se embarazó de él. Félix se estremece al ver la foto de Melisa y revela que él es padre de Saúl. Brígida se alarma al darse cuenta de que Melisa ¡se enamoró de su propio hermano! Mientras que Félix se siente feliz de haber dado por fin con el paradero de la responsable de la muerte de su mujer. Aguarda y llega Nelson, quien lo reconoce y lo echa de su casa asegurando que jamás permitirá que toque a Penélope. Félix asegura que no ha ido a buscarlo a él, si no a su mujer, y dispuesto a ayudarlo para que se divorcie. Cuando Gabriela entra se estremece al ver al narcotraficante, quien le pregunta si se acuerda de él y revela a Nelson que su querida esposa es una loca peligrosa que debería estar en una institución mental y que, a demás, lo engañó para que se casara con ella ya que la criatura que ella esperaba al momento de sus lazos matrimoniales no era suya, sino nada más y nada menos que de él. Gabriela lo niega rotundamente pero Félix está dispuesto a hacerse pruebas que demuestren que él es el verdadero padre de Melisa. Aparece Brígida y revela al matrimonio que el hombre también es padre de Saúl, el gran amor de su hija. Asqueado, Nelson reclama a su mujer el haber caido tan bajo y por su silencio haber logrado que su hija se relacionara con su propio hermano. Félix se marcha no sin antes prometer a Gabriela que la hará pagar por la muerte de su esposa ya que está seguro de que ella fue la responsable, para luego dejar al matrimonio discutir a solas. Gabriela se defiende reclamando a su marido el tener una amante. Nelson prepara una maleta y echa de casa a su mujer, por la fuerza. Le jura que la dejará sin nada. Ella se marcha donde Esteban, al que cuenta lo que sucedió, enloquecida y llena de rabia. Él le da unos tranquilizantes y la abraza, jurando que la ayudará pero se conmociona cuando asustada la mujer ve el fantasma de Ivonne.

Anuar cena consu gran amigo Orlando Alarcón, quien lo presenta con la sensual Sofía Ibáñez, la cual está dispuesta a conquistarlo. Sin embargo Anuar solo piensa en Penélope y está seguro de que la volverá a ver. Habla de esto con Serena, quien lamenta que el hombre haya tenido la misma suerte que su padre con su primer matrimonio. Anuar pregunta a la nana cómo comenzóa enfermar mamá y descubre que fueron los mismos síntomas que presentó Priscila. De esto habla con Orlando, quien es médico y le explica cómo fueron ambas muertes, asegurando que son síntomas que se dan de manera natural o por envenenamiento. Ríe al ver asombrado a su amigo y le asegura que las muertes de su madre y su esposa fueron por causa natural.

Penélope y Marcia se enteran de que el cuerpo de Marlon fue hallado en estado de descomposición. Marcia sufre pues a pesar de todo ella amaba al hombre. Encuentra refugio en Lino, el cual se atreve a besarla y la invita a cenar. Penélope alienta a su amiga para que se de una oportunidad. Lino y Marcia se sorprenden al ver a Gabriela y Esteban besándose. Marcia manda una foto con texto a Penélope, la cual ríe ante lo que ve pues Gabriela siempre la ha acusado de ser una mujerzuela.

Sofía habla con Renata, su madre, ante la cual lamenta que el gran amor de su vida, Anuar, la rechace nuevamente ahora por pensar en una mujer de la que ni su nombre sabe. Renata alienta a su hija para que acepte ser la esposa de Duilio Montilla, el cual es hijo de un hombre millonario y heredero de una gran fortuna pero Sofía está obsesionada con Anuar y sabe que Duilio está enamorado de Kendra, la cual insiste en rechazarlo pues lo sabe serio y a ella solo le gustan las fiestas en las que se divierte con sus amigos, Vicca y Juanín, quienes son millonarios e irresponsables al igual que ella. Sin embargo Duilio habla con Farah, quien le asegura que lo ayudará a casarse con Kendra y doblegar su voluntad. Comienza convenciendo a Yamíl de que la muchacha necesita mano dura por lo que el hombre pone un alto al libertinaje de su hija menor, quien está segura de que Farah está detrás de todo y le hace pasar un mal momento cuando junta a la familia para pedirles que celebren otro año luctuoso de su madre. Farah insiste en que eso no es necesario mas Kendra está decidida y le pregunta cómo pretende que olviden a su difunta madre la cual incluso fue su gran amiga. Anuar y Yamíl están de acuerdo con Kendra, quien revela a Serena estar segura de que Farah no es más que una arribista a la que cree capaz de haber matado a su mamá.

Anabel busca a Penélope para pedirle ayuda pero su prima ya no cree en ella y le aconseja que se aleje de Félix pues puede ser un hombre muy peligroso. Anabel intenta decirle que el hombre abusa de ella pero repentinamente aparece Nelson para hablar con su amada y no tiene más remedio que marcharse. Se encuentra con Humberto y llora desgarradoramente al revelarle que Félix es amante de Nilda y a ella la ha obligado a tener relaciones con él. Humberto decide enfrentar al hombre, quien lo colpea y lo trata como basura asegurando que ha perdido a sus mujeres y ahora le corresponden a él. Lo echa de su casa y luego ordena a Indalecio que encierre bajo llave a Anabel. Nilda intercede y ofende al hombre, el cual la abofetea. De esto está por darse cuenta Saúl, quien ha visitado a su padre, pero Félix ordena a Nilda que actúe como si nada pasara. Luego pide a su hijo que se olvide de Melisa pues esa muchacha y él no pueden relacionarse de ninguna manera ya que son hermanos. Esto hace que Saúl se aleje de Melisa, la cual sufre por él.

Nelson se desahoga con Penélope y le revela todo aquello de lo que se ha enterado. Ella le muestra la foto de Gabriela besándose con Esteban, al que Nelson visita para golpearlo por haberlo traicionado, descubriendo así que Gabriela vive con él. Jura que se arrepentirá pues la mujer está loca y es capaz de lo peor. Se marcha no sin antes agradecer a Gabriela el haberle dado pruebas para finalmente ser feliz con Penélope, la mujer que ama. En silencio Gabriela jura que eso nunca sucederá, mientras que Nelson no sabe cómo decirle a su hija toda la verdad. Brígida intenta ayudarlo pero ninguno puede y entonces aparece Saúl, quien le dice que son hermanos. Los muchachos sufren terriblemente lo mismo que Nelson, quien se desahoga con Penélope.

Humberto desea recatar a su hija por lo que provoca la ira de Félix, quien lo mata a golpes y manda a desaparecer su cuerpo con Indalecio, mismo al que Saúl descubre haciendo negocios con el narco. Lo enfrenta y el empleado le revela que solo sigue ordenes de su padre, al que el muchacho busca para reclamarle lo que hace, descubriendo que tene secuestradas a Nilda y Anabel, a las que ayuda a escapar despertando la ira de su padre, mientras que las mujeres buscan a Marcia para pedirle que las oculte, mientras que Félix recibe la inesperada visita de Gabriela, quien le pide que la ayude a destruir a Penélope mas él le propone que solo se encarguen de separarla de Nelson, el cual debe morir. Hace ver a Gabriela todas las ventajas que tiene al enviudar y esta decide que su marido muera antes de saberlo con otra. Tienden una trampa a Nelson para que acuda a un lugar, ya que secuestran a Penélope, pero Esteban se entera de todo y pide al hombre que lo deje ser él quien acuda al rescate. Lo hace y al llegar en el auto de Nelson le disparan para luego prenderle fuego. Después, encapuchado, Indalecio le informa a Penélope que el rescate falló y Nelson murió. La mujer sufre desgarradoramente mientras Gabriela goza al verla para luego ir a casa de su marido y darse cuenta de que está vivo. Se angustia al descubrir que el que murió fue Esteban. Toma un arma y apunta a nelson, al que lleva hasta una habitación en donde obliga a Brígida que lo amarre bien. Decide que él estará así hasta que ella se serciore de que Penélope esté muerta. No cuenta con que Féliz la ha liberado por lo que la mujer se encuentra con Marcia, quien le revela que Félix es peligroso y la lleva a donde tiene ocultas a Nilda y Anabel, quienes le cuentan todo lo que han vivido. Penélope les dice con lamento que ellas son las únicas responsables de lo que les sucedió pues son ambiciosas, comodinas y flojas y solo pagaron el precio de sus actos. Nilda enfurece e insulta a su sobrina, a la que revela sentir gusto de que sus padres hayan muerto y ella sea una huérfana que está sola en el mundo, así como de que la hayan secuestrado por órdenes de Gabriela Miranda. Seria, Penélope le responde que ella misma con sus insultos le ha hecho ver que no necesitan de su ayuda y les pide que no la busquen más y se las arreglen como puedan. Se marcha pero aún así desea ayudarlas por lo que pide a Marcia que contacte a Lino, quien las entera de que Nelson está muerto. Penélope no puede creerlo y va en su búsqueda hasta su casa, donde encuentra solo sus cenizas en un elegante funeral del que Gabriela la corre, acusándola de ser la responsable delante de todos los presentes. Penélope aún así la enfrenta y la acusa de ser la responsable de su secuestro. Llena de dolor va a casa y hace una maleta para marcharse al caribe, donde solo recuerda los momentos bellos que pasó junto a su amado. Allí se topa con Anuar, quien se impresiona al tenerla frente a él y le revela que la había estado esperando. Ella le cuenta todo por cuanto ha pasado por amar a un hombre y él la vuelve su invitada, instalándola en la mansión Fadhane, despertando la curiosidad de todos, principalmente de Farah, quien asegura que no permitirá que otra mujer llegue a quitarle su lugar en la mansión.

Orlando recomienda a Duilio que tenga paciencia con Kendra, pues atraviesa por una etapa decisiva en su vida. Duilio está dispuesto a todo por la muchacha y comienza a frecuentar discotecas, haciéndose amigo de Vicco y Juanín, con tal de estar con ella pero Kendra insiste en rechazarlo y le deja claro que jamás se casará con él pues está convencida de que sus cortejos han sido planeados por Farah, la cual desea saberla lejos de la mansión para ser así la única mujer en las vidas de los Fadhane.

Melisa busca a Félix para conocerlo pero él la rechaza y se alista para marcharse pues Indalecio le ha dicho que la policía los busca. Se estremece al saber que ha sido su pripio hijo quien lo denunció. Saúl por su parte pide a Melisa que se traten como hermanos pero ella cree que nunca podrá pues aún está enamorada de él. Le revela que Nelson ha muerto y Saúl le asegura que no es verdad pues quien murió fue Esteban Sandoval. Ambos acuden a casa de la muchacha, donde hablan con Brígida, la cual les pide que huyan pues sus vidas están en peligro. Asegura que Nelson sí está vivo pero se encuentra lejos, donde no se le pueda hacer daño. Melisa entonces enfrenta a su madre, a la que acusa de ser la responsable de la muerte de Esteban y el secuestro de Penélope. Gabriela la abofetea y la hace caer contra un mueble, dejándola inconsciente. La ata y la encierra en su habitación.

Anuar hace una fiesta en la que presenta a Penélope, la cual deja fascinados a muchos, principalmente a Orlando y Duilio, quienes felicitan a Anuar por haber elegido a la mujer, misma que cuenta a Kendra y Farah pasar por un momento difícil. Es Farah quien intriga para ahuyentarla de Anuar, sorprendiéndose cuando Kendra le dice a Penélope que extrañamente su cuñada y su madre murireron por las mismas causas, bajo las mismas circunstancias y duraron enfermas durante el mismo tiempo, como si un asesino se hubiera encargado de eliminarlas. Farah se marcha y furiosa asegura a Yamíl que Kendra está enferma y necesita ayuda psiquiátrica. Le tiende una trampa y encuentran drogas en su habitación por lo que Yamíl y Anuar creen que necesita ayuda. Orlando les habla de la institución en que preside su hermano, Camilo, donde la encierran a pesar que la muchacha asegura no consmir nada. Allí Camilo recibe la visita de Farah, la cual le ofrece mucho dinero a cambio de que mantenga a Kendra sedada hasta que en verdad crea que es una drogadicta y permanezca encerrada por siempre. El hombre, que le debe varios favores a la mujer a demás de que esta sabe un secreto suyo, acepta. Kendra por su parte sabe que todo se debe a las insinuaciones que hizo y cuando recibe una visita de Serena le dice estar convencida de que Farah mató a su madre y también a Priscila. Serena jura que la ayudará a salir de ese lugar y a que se descubra la verdad. Comienza hablando con Yamíl, al que pregunta porqué nunca se le realizaron autopsias a los cuerpos de su difunta esposa y Priscila. Los escucha Anuar, quien habla en secreto con su nana, la cual le revela que Kendra está segura de que las mujeres fueron asesinadas. El hombre prohíbe que lo repita y cree que su hermana perdió el juicio. Discute este tema con Orlando, el cual le aconseja que exhume el cuerpo de una de las mujeres pero este considera que no puede llegar tan lejos por impertinencias de su hermana. Sin embargo Orlando acude a Camilo y le pregunta cual es el estado de Kendra sin lograr averiguar mucho pues su hermano ha hecho un pacto con Farah y no lo piensa romper, por lo que Orlando se marcha tal como llegó. Camilo por su parte hace una llamada y le pide a una persona que no se vean durante un tiempo pues su prestigio está de por medio.

Saúl penetra en la casa de los Miranda y en complicidad con Brígida ayuda a Melisa a escapar. Son descubiertos por Gabriela, la cual los persigue en su auto jurando que matará al muchacho pero el espíritu de Esteban lo impide al revelársele a la mujer, quien asegura no estar loca y no ser la responsable de su muerte. Aparece el espíritu de Casandra y después el de Ivonne y también el de Marta, la esposa de Félix. Todos los espíritus la acorralan por lo que la mujer se encierra en casa pegando gritos desgarradores que Brígida escucha, asegurando que ha llegado la hora de que la malvada mujer pague por la muerte de su hija, Marta.

Penélope no deja de pensar en Nelson y Marcia le aconseja que lo olvide e intente ser feliz. Penélope le cuenta sobre Anuar y como éste ha estado esperando por ella desde la primera vez que la vio por lo que la amiga le aconseja que aproveche y disfrute, asombrándose cuando Penélope le cuenta lo millonario que es y cómo su mansión parece un palacio árabe. Cuelga el teléfono y es sorprendida por el hombre, el cual la invita a cenar. Se topan con Sofía y Renata, las cuales se muestran indiferentes con la mujer, la cual pasa un ms excepcional al lado del millonario árabe, el cual logra conquistarla aunque vive dudando sobre las muertes de su esposa y madre mientras que Farah goza sabiendo a Kendra en el centro de recuperación para drogadictos y controla la mente de Yamíl, quien sufre por su hija. Pero pronto Serena intenta visitar a la muchacha y Camilo se lo prohíbe por lo que esta acude a Orlando para pedirle que investigue qué es lo que scede y éste nuevamente hace una visita a su hermano y se sorprende al ver salir del lugar a Farah, escondiéndose para que esta no la vea. Exige ver a Kendra pero Camilo se opone y exige a su hermano que no interfiera en sus asuntos o se arrepentirá. Orlando no comprende como Camilo se puede prestar a algo tan bajo como privar a alguien de su libertad. Le exige que le diga cuál es la razón por la que ayuda a Farah. Lo acorrala y Camilo desespera. Está a punto de revelar su secreto pero pronto se presenta una enfermera llamándolo de emergencia, por lo que sale dejando a Orlando con demasiadas dudas.

Nelson piensa en Penélope y vivie bajo la vigilancia de Gabriela, quien solo lo maltrata y le recuerda que todos lo creen muerto por lo que puede hacer con él lo que le de la gana. Le confiesa todos sus crímenes y le jura que encontrará a Penélope y la matará.

Lino descubre que Esteban ha desaparecido por lo que acude al detective Tiberio Rueda, el cual comienza una investigación y visita a Gabriela, quien intenta despistarlo para que no hable con Brígida, la cual asegura al detective estar bajo amenaza y no poder hablar mas está segura de que Esteban está muerto. Tiberio pregunta entonces por Nelson mas la sirvienta no dice absolutamente nada.

Farah aconseja a Penélope que se marche del caribe en cuanto pueda y no siempre ilusiones en Anuar pues conoce a las mujeres como ella y se ha enterado de que fue la querida de un hombre que murió por su culpa. La mujer entera de esto a todos los Fadhane por lo que Penélope alista sus maletas para huir pero Anuar impide que se vaya y le asegura que a él no le importa su pasado. Le pide que sea su esposa y ella lo rechaza pues no está segura. Habla de esto con Marcia, quien vuela hasta el caribe para ayudar a su amiga a que se decida y al conocer a Anuar le aconseja que acepte. Después conoce a Orlando, el cual se fascina por ella pero Marcia asegura estar comprometida con un gran hombre.

Melisa y Saúl acuden a Lino para pedirle ayuda y éste los deja quedarse en su casa poniendo al tanto a la muchacha del posible asesinato de Esteban y que Gabriela pueda ser la responsable. La muchacha le cuenta cómo su madre la ató y la tuvo ecuestrada, segura de que hizo lo mismo con Nelson. Acuden a contar eto a Tiberio mientras que Gabriela descubre que Brígida es la madre de Marta por lo que la busca por toda la casa para ajustar cuentas con ella sin sospechar que la mujer ha liberado a Nelson. La sorprende y la asesina apuñalándola para luego llamar por teléfono a su prima Renata, a la que pide que la hospede durante un tiempo pues pasa por una crísis matrimonial. Abandona la cudad por lo que para cuando la policía llega a su casa ella ya no está. Buscan por todas partes y no encuentran a Nelson por lo que creen que todo se trató de una falsa alarma pero Tibero no para hasta descubrir que era Esteban el que manejaba el automóvil de Nelson por lo que éste debe estar vivo.

Félix Montegarza también se ha instalado en el caribe y pronto Indalecio le hace saber que ha visto a Penélope paseándose con un hombre importante. Félix ríe, contento, y afirma que esa mujer será para él por las buenas o por las malas. La ujer por su parte tiene un encuentro con Sofía, la cual la juzga y acusa de ser una oportunista. Penélope le pregunta porqué todas las mujeres piensan de ello como si la creyeran iguales a ellas. Aparece Farah y defiende a Sofía para luego pedir a Penélope que desaparezca de la vida de Anuar o de lo contrario se arrepentirá. Penélope le pregunta si a ella también le tenderá una trampa para encerrarla en una institución como hizo con Kendra. Farah se estremece ante las palabras de la que declara ahora su enemiga.

Duilio se las ingenia haciéndose pasar por cómplice de Farah para ver a Kendra, a la que pide que resista pues él la sacará del horrible lugar al que la ha enviado. La muchacha llora y jura que todo se ha tratado de una trampa de Farah. Camilo aparece y entonces Duilio finge que la muchacha está loca y hace saber al médico que hará rondas para saber el estado de la chica e informar a Farah, en quien Serena no confía por lo que pide a Yamíl que abra los ojos y ayude a su hija, la cual no es ninguna drogadita pero el hombre confía ciegamente en las palabras de su mujer por lo que a la sirvienta no le queda más que desahogarse con Penélope, quien le jura que la ayudará a que se sepa la verdad.

Gabriela se instala con Renata y Sofía y se entera de la presencia de Penélope en el lugar ya que las mujeres se la describen y le cuentan que ha enamorado al hombre en quien Sofía ha puesto los ojos. La malvada Gabriela les cuenta que esa mujer destruyó su hogar y les pide que las tres se unan para destruírla.

Nilda y Anabel no han tenido más remedio que laborar en un congal de mala muerte donde los hombres se propasan con ellas. Ahí Anabel conoce a Tiberio, el cual se enamora de ella y decide ayudarla por lo que les encuentra trabajo como sirvientas en una lujosa casa. Las mujeres no tienen más remedio que aceptar pero cometen tantos errores que las despiden.

SEPTIEMBRE 2006. Orlando y Duilio creen que la situación de Kendra es solo la voluntad de Farah por lo que hablan con Anuar, quien decide hacer una visita a su hermana pero Camilo impide a toda costa que la vea. Anuar sin embargo va más allá y logra ver a su hermana, a la que desea llevarse del lugar en que la tienen sedada. Camilo llama a sus guardias para impedirlo y entonces Anuar le jura que si llega a descubrir que está actuando por hacerle un favor a alguien, se arrepentirá. Se marcha y Camilo llama a Farah para decirle lo que ha sucedido. Esta reacciona y hace parecer culpable a Anuar ante Yamíl, quien exige a su hijo que no intervenga en la recuperación de su hermana y está a punto de abofetearlo cuando este acusa a Farah de ser la responsable de las desgracias de su familia. Anuar se marcha y habla con Penélope, la cual le cuenta de las sospechas de Serena por lo que el hombre decide exhumar los cuerpos de su madre y esposa, sin decir nada a nadie mas que a su amada y Orlando.

Camilo se sorprende cuando en su consultorio aparece Omar, su amante, el cual le exige que le diga porqué se ha negado a verlo y a estar con él. Camilo le suplica que se calem pues por su exaltación los podrían descubrir. El dolido Omar le reprocha el tenerlo viviendo en las sombras, amandose en secreto por los temores del psiquiatra, quien para callarlo lo besa apasionadamente y le hace el amor en la oficina. Son casi sorprendidos por Farah, quien ha hecho una visita a Camilo para exigirle que haga bien su trabajo y, de ser posible haga que Kendra muera. Se marcha sin darse cuenta de que Omar está escondido bajo el escritorio y este, al saber ahora en qué anda metido Camilo, decide terminar con él y se marcha sin escucharlo. Camilo desquita su fria martirizando a Kendra.

El cuerpo de Brígida es encontrado en el cementerio, enterrado justo sobre la tumba de Casandra. Se encuentra el arma homicida y Tiberio sabe ahora que Gabriela es la autora y ejecutora del crimen.

Lino y Marcia han convencido a Melisa y Saúl de hacerse estudios sanguíneos, descubriéndose así que no son hermanos por lo que pueden vivir intensamente su amor. Son felicitados y entonces Melisa decide compartir esa dicha con Brígida. Aparece Tiberio y les informa que la mujer fue asesinada.

Nelson se oculta en un pobre Motel pues teme a exponer las vidas de los seres a los que ama. Intenta comunicarse con Lino pero este no le responde el teléfono ya que no reconoce el número del que le están llamando y teme a que se trate de alguna trampa de Gabriela. Lee los periódicos y descubre el anuncio de la boda del famoso empresario árabe Anuar Fadhane con Penélope. Asegura que él no puede permitirse perder a la mujer de su vida.

Félix se presenta ante Penélope, quien ha aceptado casarse con Anuar y a la que jura que si no se marcha con él desaparecerá a su prometido. Ella lo culpa de la muerte de Nelson y el hombre jura que él no tuvo nada que ver ni con eso ni con su secuestro. Aparece Indalecio y le habla a su jefe. Penélope le reconoce la voz y grita aterrada, asegurando que Indalecio era quien la cuidaba cuando la tuvieron secuestrada. Félix y su cómplice escapan enfrentándose a la seguridad de los Fadhane. Indalecio es herido de gravedad y detenido. Asegura que la responsable de ese secreto es Gabriela Miranda. De esto se entera Tiberio, quien avisa a Lino de lo ocurrido y vuela al caribe para entrevistar a Indalecio, el cual se niega a hablar y es traicionado por Félix, quien se disfraza de enfermero y lo mata asfixiándolo.

Sofía y Renata cuentan a Farah y Yamíl que Penélope es una oportunista que pone los ojos en hombres casados y viudos para escalar socialmente. Serena las escucha y se lo hace saber a la mujer, quien no sabe porqué todas insisten en que ella es así. La sirvienta le asegura que las que la acusan son de esa manera y estan ansiosas por saberla lejos para que ellas puedan conseguir lo que desean. No cuentan con que Farah se entrevista con Gabriela y se hacen amigas, uniéndose para desaparecer a Penélope, a la que tienden una trampa para que Gabriela la secuestre pero esta falla ante la intervención de Félix, quien lo impide y se enfrenta a su enemiga, quien le dispara y al verlo agonizar le revela que ella asesinó a Marta, tal como a él lo eliminará ahora y le confiesa que Melisa no es hija suya pero mintió para alejarla de su asqueroso hijo Saúl. Le dispara directamente a la frente y huye al escuchar a la policía acercándose. Al lugar llega Tiberio, quien asegura a Penélope que la pondrá a salvo pues está enterado de todo. También acude Saúl, el cual sufre al ver muerto a su padre. Penélope se acerca a él y le revela que Gabriela confesó que él y Melisa no son hermanos.

Farah enfurece al saber que Gabriela falló y acude a buscarla a casa de Renata y Sofía, quienes le dicen que la mujer se ha marchado pero farah no les cree y busca a su amiga hasta encontrarla para abofetearla por la estupidez que cometió. Gabriela reacciona e intenta ahorcarla asegurando que a ella nadie la golpea. Renata y Sofía las separan y tras el gran susto Farah asegura qe Gabriela está loca y no moverá un solo dedo para impedir que vaya a dar a la cárcel. Se va y Gabriela pide ayuda a sus parientas las cuales están muertas de miedo por lo que Renata le pide que se marche lejos y no las haga parte de su crimen. Gabriela toma sus cosas y se va disfrazada, no sin antes insultarlas. Pronto llega la policía y las mujeres le dicen a Tiberio que la asesina escapó.

Camilo le ruega a Omar que regrese con él prometiéndole que de ahora en adelante las cosas serán diferentes. El amante le hace saber que solo regresará con él si se apiada de la inocente a la que tiene encerrada y acusa a Farah por lo que ha hecho pero esto representa para Camilo el entregarse él también, ir a la cárcel y perder su prestigio y licencia por lo que lamenta no poder hacerlo. Omar le pide que entonces no lo vuelva a buscar.

Anuar protege a Penélope, a quien Yamíl pide que hablen en privado para exigirle que le diga cuales son sus pretenciones con su hijo. Ella habla claramente y afirma no amar a Anuar como él se merece pero estar dispuesta a hacer un esfuerzo por hacerlo feliz. Yamíl confía en ella y sabe que es buena mas le pide que no hiera a su hijo, el cual merece ser feliz realmente después de muchos años de lidiar con la agonía de Prscila. La mujer lo promete y habla con Anuar, al que hace saber que quizás sería bueno cancelar su boda. Él le suplica que no lo deje pues se enamoró de ella desde que la vio en la playa.

Serena descubre un mortal veneno entre las cosas de Farah. Toma una muestra y se la entrega a Orlando, el cual manda a hacer estudios con la misma gente que analiza los cuerpos exhumados. Se descubre que las mujeres fueron envenenadas por esa sustancia. Orlando habla con Tiberio y le pide tiempo para preparar a los Fadhane y no alertar a Farah, la presunta asesina.

Omar busca a Farah para exigirle que deje de presionar a Camilo. La mujer se burla del hombre por su condición homosexual mas no logra herirlo. Sin embargo ella se alarma cuando él le dice estar al tanto de todos sus secretos y estar dispuesto a revelarlos. Farah no lo permite y pronto le hace una visita al homosexual fingiendo que quiere ayudar a Camilo. Este se lleva una sorpresa cuando la mujer extrae de su bolso un arma de fuego y le dispara a sangre fría para luego huír.

Penélope recuerda su pasado y se cuestiona si en verdad ha dejado de amar a Nelson o solo está confundida respecto a Anuar. Pide a Marcia que la aconseje y ésta solo le pide que escuche su corazón.

Duilio hace una visita a Kendra y logra sacarla del centro de readaptación mientras que Camilo habla por teléfono con Farah, la cual le asegura que Duilio jamás ha sido enviado por ella. Se lleva una sorpresa cuando descubre que éste se ha llevado a la muchacha, a la que instala en su casa.

Sofía busca a Penélope y le aconseja que se marche lejos poues su vida corre peligro mientras Gabriela esté viva. Ella y Renata le dicen que lo que sucedió cuando la atacó no solo fue un plan de su parienta pues Farah fue la que tuvo la idea. Penélope se presenta ante Farah y delante de todos los Fadhane la abofetea y la desenmascara, acusándola de lo que hizo. Aparece Duilio y la acusa de haber tendido una trampa a Kendra para hacerla parecer una drogadicta cuando esta insinuó que alguien había matado a su hermana y cuñada. Farah niega que eso sea cierto y entonces aparece Kendra y la acusa de eso pero Farah se defiende y les recuerda a todos de las terribles enfermedades de las occisas. Serena entra y muestra a Yamíl el veneno con el que su mujer y nuera fueron asesinadas lentamente durante años. La malvada Farah exige a su marido que no crea en las calumnias de todos y acusa a Penélope de haber llegado a usurpar su lugar y quitarle lo que le pertenece. La abofetea y Penélope le responde de la misma manera. Anuar exige a su madrastra que se detenga pues ya no tiene escapatoria. Le pide que se entregue a la policía por su cuenta pues ya la esperan fuera de la mansión, la cual está rodeada. Farah jura que ella no se entregará porque no es culpable de nada. Aparece entonces Tiberio y le muestra la orden de arresto así como las prueblas hechas a los cuerpos exhumados de sus víctimas. Yamíl reacciona ante tal noticia y se da cuenta de que se casó con un montruo, entendiendo ahora porqué esta se negó siempre a que se hicieran autópsias a los cadáveres. Ordena que se la lleven y hagan que recaiga en ella todo el peso de la ley. Pide perdón a sus hijos y da gracias a Penélope por abrirles los ojos.

Nelson aparece ante Lino, al que pide que lo acompañe al Caribe pues él no puede permitir que Penélope se case con otro hombre. De esta boda se han enterado Anabel y Nilda, las cuales acuden a Anuar para presentarse como únicas familiares de Penélope y exigir su ayuda. Penélope se niega rotundamente a que su prometido ayude a esas vividoras, quienes amenazan con hacerle la vida imposible si no les da una tajada de la fortuna de la que gozará. Penélope las manda a echar y Anabel hace saber a su madre estar cansada de intentar hacer dinero de la nada. Descubre que es mejor olvidarse de Penélope y empezar una vida de la nada. Busca a su prima para hacer las paces y le pide que al menos la ayude a conseguir cualquier trabajo. La manda a trabajar como sirvienta de Renata y Sofía, quienes la tratan con la punta del pie pero Anabel resiste y en esa casa conoce a Tiberio, quien queda fascinado con su belleza y la invita a salir. Acepta y el encuentro es oscurecido por Nilda, la cual exige a su hija que abra los ojos y busque a un hombre de su clase. Anabel pide a su madre que se olvide de ella pues no piensa cumplir sus sueos de grandeza ni mantenerla. Le dice adiós para siempre y Nilda la maldice para luego encontrarse cara a cara con Gabriela, a la que reconoce en un centro comercial y grita para que la detengan. Gabriela huye pero luego la sorprende sola en el estacionamiento y allí la atropella con un auto, el cual le pasa encima en repetidas veces hasta serciorarse de que está muerta. Luego jura que no descansará hasta matar a Penélope.

Farah es condenada a ochenta años en prisión sin derecho a fianza. Termina de hundirla Camilo, el cual revela que la ayudó a internar a Kendra. Él es condenado a pagar una fianza y pierde su cédula profesional, sin embargo Orlando, que e de buen corazón, lo ayuda para que pronto encuentre un trabajo como enfermero mientras que él descubre que está enamorado de Sofía, a la que pide que sean novio, Ella, alentada por su madre, Renata, acepta.

Al paso de unos días Penélope y Anuar se casarán en una hermosa ceremonia en la playa. Ella palidece cuando Marcia le dice que Nelson no murió en el accidente como Gabriela les hizo creer a todos. De pronto el hombre aparece ante su amada, a la que suplica que no se case con otro que no sea él. Penélope no sabe qué hacer y de pronto aparece Nelson, quien ante la presencia de Nelson cree que sus planes para ser feliz fallarán. Habla con Orlando, el cual le asegura que Penélope se casará con él y así será pues la mujer cree que su vida al lado de Nelson no tiene sentido. Le dice adiós y acude al altar para unirse a Anuar. Los dos dan el sí y su amor es bendecido por Dios para luego festejar en una lujosa fiesta en la mansión Fadhane, a la cual Gabriela acude para apuntar a su enemiga y decirle que jamás será feliz con nadie porque morirá. Le dispara pero Anuar se interpone y recibe los impactos de bala mientras que la enloquecida Gabriela huye, perseguida por los fantasmas de todos aquellos a quienes ha matado. Grita enloquecida por las calles, desgarradoramente hasta perder la razón. Es detenida por la policía y llevada a juicio en la ciudad, donde es condenada a cadena perpetua que cumplirá bajo custodia en un hispital psiquiátrico. Al juicio se presentan Nelson y Melisa, los cuales se compadecen de ella. Gabriela sin embargo no los reconoce y solo ve fantasmas a los que grita que la dejen tranquila.

Anuar se debate entre la vida y la muerte en un hospital hasta finalmente perder la lucha. Tras ser enterrado Penélope rechaza la herencia de Anuar y agradece a Yamíl el quererla ayudar. Se despide de todos los Fadhane y Orlando le propone que se mantengan en contacto y sean siempre amigos. La mujer vuelve a la ciudad y pronto acude a la boda entre Marcia y Lino, donde se encuentra con Nelson, el cual le pide que se case con él. Ella vuelve a rechazarlo y entonces Melisa, quien es novia oficial de Saúl, le pide que sea su segunda madre. Ambas hacen una gran amistad pero Penélope desea dejar atras el pasado.

Kendra y Duilio se casan y celebran con Juanín y Vicca, que se han hecho novios. La felicidad de Kendra llena de felicidad a Yamíl, el cual visita en la cárcel a Farah, la cual lo acusa de ser un débil, marioneta de todos, y le pide que jamás vuelva a visitarla. Yamíl se despide y le deja como regalo una soga, para cuando se sienta desesperada y necesite consuelo. Luego se reúne con su familia, con la que es muy feliz. Comparte esa felicidad con Serena.

Orlando pide a Sofía que se case con él y le entrega un anillo de compromiso. Ella acepta y llena de felicidad a Renata, quien les da su apoyo y bendición.

Anabel es feliz al lado de Tiberio, quien finalmente ha esclarecido todos los crímenes de Gabriela, la cual en un momento de locura se prende fuego en el hospital psiquiátrico, incendiándolo y dándose a la fuga, mendigando demasiados días en la calle, sucia y desarrapada, perseguida por fantasmas, corriendo desesperada pegando desgarradores halaridos hasta llegar a la carretera, la cual cruza en un momento de divagación y es arrollada por un camión de carga, perdiendo así la vida. Cuando Nelson y Melisa se enteran, acuden a reconocer su cuerpo y enterrarla acompañados por sus seres queridos.

Pasa el tiempo y se cumple un aniversario luctuoso de Anuar. Penélope acude a reencontrarse con los Fadhane. Yamíl le pide que no se sienta comprometida al recuerdo de su hijo e intente reahcer su vida mas Penélope revela sentirse culpable de la muerte de Anuar pues si ella jamás se hubiera ligado sentimentalmente a Nelson Miranda esa tragedia no hubiera ocurrido. El sereno padre le asegura que ella solo fue una víctima de las circunstancias y le aconseja que intente ser feliz con el hombre al que ama.

Penélope camina por las playas del caribe, pensativa, y pronto se encuentra cara a cara con Nelson, el cual le asegura que no ha podido olvidarla y le da un anillo de compromiso, pidéndole que sea su esposa. Ella acepta y ambos se dan un fuerte beso de amor.
 

Fin